Nueva York… que decir de ella, simplemente uno se queda sin palabras, es una de mis ciudades favoritas en el mundo. Una de las razones que la hace tan increíble, es que, a Nueva York se puede ir de muchas maneras, de rico en hotelazos y moviéndose en taxi, de barato en hoteles cutres y en transporte público y de tirado durmiendo fuera de Manhattan en hoteles baratos o hostels y moviéndose todo lo posible a pie.

Hoy os contaré como se puede pasar una semana en Nueva York, verlo todo y no gastarse más de 500€. Una semana en Nueva York de barato.

Por supuesto todo empieza en PlanB, seguro que en la app podéis encontrar alguna oferta a New York City desde vuestra ciudad, de ahí ya tendréis un vuelo barato y seguramente un alojamiento en el corazón de Manhattan por un precio que ni si quiera podrías haber imaginado.

Antes de salir

Antes del viaje es importantísimo tener toda la documentación en regla como el ESTA, un formulario que se puede hacer online (14US$) y el pasaporte con al menos seis meses de validez antes de que caduque, los Americanos se toman muy enserio la seguridad, ten cuidado con no tener tus datos al día!

Es importante saber que si venimos de otro país o hacemos escala en otro país es probable que necesitemos autorización o visado para volar desde o a través de este. Puedes ver cómo funcionan los visados y las autorizaciones en el centro de Ayuda de Plan B.

Antes de ponerte a hacer la maleta es bueno reservar algunas cosas con antelación en Nueva York, si os gusta ver highlights una muy buena opción es el New York Pass, que parte de 127US$ para un día e incluye la mayoría de edificios y opciones guays que hacer en Nueva York, seguramente solo echareis de menos que incluya la entrada del One World Trade Center, la cual deberíais adquirir antes online ya que suele haber bastante cola.

Si lo queréis ver casi todo el NYPass de 3 días es seguramente la mejor opción, online está disponible por 237US$, aunque hay muchos periodos promocionales que lo podéis encontrar más barato. A medida que vayan pasando los días veréis porque sale muy rentable!

¡Eso es todo! A hacer la maleta.

La estatua de la libertad desde Liberty Island.

Nadie viene a Nueva York y se va si no le ha pasado algo horrible.

Mark RuffaloBegin Again

Day 1: The arrival

Nueva York tiene una red de transporte público enorme, así que tanto si llegas al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK), al Aeropuerto de La Guardia (LGA) o al Aeropuerto Internacional de Newark Liberty (EWR) en Nueva Jersey, sea con el metro o en autobús no tendrás problemas para llegar. Así que en función de tu viaje decide si hay que comprar una Metrocard para una semana.

Como los autobuses, tarifas y rutas van cambiando te recomendamos que uses Google Maps o bien descargues con antelación (ya que probablemente no tendrás datos móviles) como llegar a tu hotel desde el aeropuerto de llegada. La tarifa por viaje en Metro o Autobús Local es de 2,75US$.

Nueva York puede parecer una ciudad muy hostil, o al menos esa es mi sensación cada vez que llego, especialmente por la noche, en un bus cruzando Queens o Brooklyn sin saber muy bien a donde vas, pero no te preocupes, cuando lleves unos días allí no tendrás miedo a nada!

Si llegas pronto aprovecha para explorar las manzanas más cercanas a tu hotel, igual estas justo debajo del Empire State o Jimmy Fallon sale por la puerta de los estudios de la NBC de enfrente! Pero aprovecha para ver las líneas de metro cercanas, restaurantes guays o superbaratos como de pizza a 99 centavos y los números de las calles que te vas a hacer tuyos los próximos días. Puedes acercarte a Times Square si tienes mucho hype, sea la hora que sea lo vas a flipar.

Duerme bien! Es importante, vas a andar muuucho estos días!

Times Square a media tarde.

Day 2: Classics never die

El hecho de que hayas comprado un bono de atracciones para unos días concretos te limitará un poco esos días, así que aprovecha el resto simplemente para caminar, e irás encontrándote todo aquello que necesitas ver.

Date una vuelta por Times Square, flipa con los neones y las nuevas pantallas de LED, pasa por unas obras y siéntete un modelo de una gran firma posando hacia la cámara, es tu momento, estás en Nueva York!

Un buen sitio para empezar el día es sin duda el inmenso Central Park, antes habrás pasado por el maravilloso hotel Plaza, en el que no hace falta que te tomes un café, ya que seguro que en la misma acera encuentras algún puesto callejero en donde lo podrás comprar por tres veces menos, sin embargo tienes que pasearte por su famoso Hall que en tantas películas ha aparecido.

Hablando de películas, si has llegado al Palza, seguro que también te habrás tropezado con la torre Tump, hasta hace poco un complejo de viviendas no demasiado notorio de la 5th Avenue, pero ahora abarrotado de turistas por la relación del propietario con la administración estadounidense, si quieres entrar, poco más que el hall vas a ver, como máxima curiosidad hay un Starbucks con una foto de Melania dedicada, sin duda la cola vale la pena.

Love, love, love, love...

Visto en un banco de Central Park

Foto dedicada de Melania Trump al Starbucks de la torre Trump.

Volviendo a Central Park, depende del día que haga, y no la época del año, va estar rebosante de neoyorkinos haciendo picnic en cualquiera de sus grandes zonas despejadas o te vas a sentir en un parque muy desolado, pero sigue siendo tan enorme, que te va a dar absolutamente igual.

Paseando con un Pretzel en al mano, a falta de churros, supongo, empezando por el Middle Manhattan, nos encontramos las famosas rocas junto al parque infantil, que en invierno se convierte en una pista de hielo patrocinada por el “Former President of USA” y a medida que avanzamos por sus senderos de vallas y bancos verdes llegaremos a la famosa fuente de Bathesda, lo que conocemos todos como “las escaleras que bajan hacia la fuente a través de unos arcos”.

Los arcos previos a la fuente de Bathesda. Imagen de Francisco Diez.

De ahí al Bow Bridge y tarde o temprano llegarás a la Great Lawn, una enorme zona despejada con pistas de softball y un césped bien verde, es ahí, donde cuando hace bueno, es una opción parar a comer entre los ciudadanos de la gran manzana, especialmente los fines de semana.

Cuando ya no puedas más te vas a topar con una sorpresa, un enorme embalse que debe su nombre a la neoyorkina Jaqueline Kennedy, y ojo al dato, si una mañana os levantáis runners y queréis ir a correr por el parque, rodear el lago ya son solo más de 2,5km! Tan solo contiene 3800 millones de litros de agua potable, una pequeñísima parte de todo lo que Manhattan necesita.

Si sois de los afortunados que llegáis a la calle Central Park N, es decir la 110 St. Lo mejor que podéis hacer es perderos por el Upper East Side, a vuestra derecha, o bien por Harlem, enfrente de donde estáis, sin embargo vais a tener que escoger, ya que una semana va a ser complicado ver todos los barrios.

Bajnado por el Upper, veréis una de las zonas más pudientes de Nueva York, con sus grandes avenidas verticales muy cerca del rio Este, es una de las zonas más tranquilas de Manhattan y libres de turistas, por las que podréis aprecias la vida diaria de la gente que vive en la isla, como llevan a los niños a la Elementary School, las abuelas se visten para ir a la iglesia, podéis aprovechar para ver una auténtica misa de Gospel sin el ajetreo del centro.

Si bajáis por la 1st Avenue llegareis hasta la sede de la Organización de las Naciones Unidas, que puede ser una visita muy interesante si reserváis obligatoriamente con antelación los tickets de un tour guiado por internet. (22US$ en 2018)

De vuelta al centro, por la 42 St. justo al pasar la ONU, nos llevara directamente a Grand Central, una estación de tren si, de ahí lo asombroso, 67 vías, una Apple Store en el vestíbulo y restaurantes increíbles donde te lo comerías todo. Ostras a 1,50$, pero ten cuidado, no pagues demasiado por un hotdog!

La bulliciosa Grand Central Station.

Day 3: Lower Manhattan & Statue of Liberty

Levántate pronto y comienza tu tercer día en algún buen sitio de desayunos mientras bajas al sur de Manhattan, el distrito más financiero. De camino encontrarás el City Hall, es decir el ayuntamiento y los juzgados y la Supreme Court of the State of New York, si te gusta el derecho, deberías intentar ir a ver un juicio americano.

Un poco más abajo podrás pasearte por Wall Street, con las calles llenas de personas trajeadas y ajetreadas. El capitalismo se respira en todos los rincones, mientras lucha con un patriotismo de banderas no menos poderoso.

Antes de llegar a Battery Park para coger el ferry hacia Ellis Island y Liberty Island, puedes acercarte al puente de Brooklyn a hacerte unas fotos, cruzarlo andando son unos 15 minutos, y justo al otro lado hay un mirador con unas vistas a Manhattan que sea la hora que sea vas a alucinar. La zona de los alrededores es muy chula, puedes perderte un rato por la zona más ex–industrial de Brooklyn.

El puente de Brooklyn con Manhattan al fondo.

Hacia al mediodía acércate a Battery Park para coger el ferry (18,50US$ en 2018 o incluido en el NYPass), allí si no has reservado antes deberás hacer entre media hora y una hora de cola. Como curiosidad en Battery Park también podemos encontrar The Sphere, el monumento, ahora medio destrozado, que se encontraba en la WTC Plaza, entre las dos torres gemelas.

Ten en cuenta que para la visita a la estatua de la Libertad y a la isla de Ellis tardarás al menos tres o cuatro horas, así que mide bien el tiempo, especialmente si usas bonos de atracciones turísticas, sin embargo es una visita imperdible.

Al llegar a Ellis, el servicio de parques nacionales os enseñará a través de un audio tour guiado (en Español) sobre toda la historio de la isla, utilizada como puerta de entrada a Estados Unidos entre 1892 y 1954. Sin hacer spoilers, es una visita muy interesante.

La siguiente parada es Liberty Island, donde se aloja la estatua de la Libertad, todo un símbolo de Nueva York. A diferencia del resto de la visita si quieres subir a lo alto de la estatua, es decir, a la corona, habrás de haber la reserva con mucha antelación, ya que hay muy pocas plazas cada día (21,50US$ en 2018).

Manhattan desde Ellis Island.

De vuelta a la ciudad, y después de una mañana super productiva, una buena opción en el sur, es ver el 9/11 Memorial Museum y subir a la One WTC, que puedes dejarlo para otro día ya que deberás comprar los tickets con antelación (34US$ en 2018) o pasarte a ultima hora, para comprar tickets last minute (sobre las 6 de la tarde) para el atardecer, algo más baratos, 17US$ en nuestro caso.

El 9/11 Memorial & Museum (24US$ en 2018 o incluido en la NYPass), está construido bajo los cimientos originales de las torres gemelas, donde hoy en día se alza el memorial con unas grandes fuentes con la forma de las torres. Sin lugar a dudas es un museo impresionante, y algo que hay que ver alguna vez en la Nueva York post 2001.

Al salir puedes coger el metro en el Oculus, el nuevo mega intercambiador diseñado por Calatrava (cuidado con la cabeza) con un estilo muy Valenciano, ahí a parte de haber un montón de tiendas confluyen la línea 1, N, R , W y el PATH (hacia Nueva Jersey y Newark).

Una buena forma de acabar el día es con alguna actividad que no requiera tanto movimiento, una buena opción es el Madame Tussauds (34US$ en 2018 o incluido en el NYPass) cerca de Times Square, un museo de cera en el encontrarás a tus personajes favoritos y los podrás manosear como quieras, después de un día duro, siempre te echarás unas risas al fotografiarte con Donald en su despacho oval.

Day 4: From the top

Dado que el día anterior fue mas bien light, hoy toca volver a andar un montón, un buen lugar para empezar, sobre todo si os gusta el básquet, el hockey sobre hielo o Billy Joel, la visita guiada al Madison Square Garden (30US$ o incluido en el NYPass) es obligatoria. Te enseñarán los pasillos, como montan y desmontan la pista, los vestidores, la sala cerveza, etc. Con antelación, deberías reservar por internet para ir a ver algún partido de los Knicks, de los Rangers o de los Yankees.

Un par de manzanas más allí tenemos el imponente y famosísimo Empire State Building (37US$ en 2018 o incluido en el NYPass), con sus 443,2m y 102 hay pocos edificios más espectaculares. Con la entrada general solo subirás hasta la 86, pero sin duda deseas que aparezca King Kong escalando por su fachada de hormigón y acero. Eso sí, prepárate para la cola, porque sin la entrada exprés (de 65$) harás más de una hora y media de cola en el vestíbulo, créeme, esto sí que vale la pena.

Al salir, puedes aprovechar para ver algunas de las tiendas de la 5th Avenue, y perderte por los barrios de Chelsea y High Line, las zonas más “must” de la city actualmente. El caos del centro vuelve a ceder y a pesar de la hostilidad de Nueva York, que con los días va a menos, ya no descartas vivir allí una temporada.

Las sedes tecnológicas se amontonan por delante de Chelsea Market, otro lugar imprescindible para tomar algo o comer, antes o después de dar una vuelta desde la perspectiva del high line, una antigua vía elevada convertida en jardines espectaculares.

Si seguimos bajando entraremos en una sucesión de barrios de moda, el Greenwich Village, Tribeca, el Soho, y si os da tiempo siempre podéis cenar o hacer una visita fugaz a Little Italy y a China Town, pero cuidado, al pasar por una inmobiliaria veréis lo que cuesta vivir allí. Dado que volvéis a estar en el Lower, es interesante la visita al atardecer del One WTC, dado que sea la hora que sea, los americanos hacen tan espectacular cualquier visita… es todo un espectáculo que no deberías perderos. 541,3m y 110 plantas. Wow asegurado.

Day 5: Cultural day

Nueva York es la meca de los artistas y los soñadores, por ello aquí se exhiben muchas de las mejores obras del mundo. Empezando el día con una actividad gratuita es ver la famosa NY Public Library una biblioteca por si mismo increíblemente bonita, en una sala, usada también en cientos de películas donde reina un silencio sepulcral, unas calles más arriba el Rockefeller Center, el centro del mundo en Navidad, y de camino el Radio City Music Hall, o hasta otro tipo de historia viva, como es el caso de la ex-sede de Lehman Brothers.

Más arriba de la quinta avenida encontramos el primer museo del día, el MoMA (el Museo de Arte Moderno) (25US$ en 2018 o incluido en el NYPass), Picasso, Dalí, Miró, La noche estrellada de Van Gogh, la Sopa Campbell de Warhol o las maravillas abstractas de Pollock, entre otros muchos.

De camino al MET, dentro de Cental Park, podemos aprovechar para tomar algo en el césped o comer algo ligero si hace bueno por el parque. Pero tampoco te distraigas demasiado porque el Metropolitan (Museo de Arte Metropolitano) (25US$ en 2018 o incluido en el NYPass) es enorme, y si te gusta el arte todavía más.

Todo lo que puede ser imaginado es real.

Pablo PicassoPintor, escultor y genio

Sopa Campbell de Andy Warhol en el MoMA.

Para acabar la tarde, igual que todos los niños de Nueva York, disfrutarás como un loco en el American Museum of Natural History, es decir, el museo de historia natural, justo al otro lado del parque. Hay que decir que esta un poco mal conservado, pero los dinosaurios y la enorme ballena azul que cuelgan del techo no tiene desperdicio. De Darwin a los indígenas y conquistadores.

Bien entrada la noche nos queda un coloso por ver, el Top of the Rock (36US$ en 2018 o incluido en el NYPass) en el Rockefeller Center, una experiencia inigualable, ya que a diferencia del resto de miradores en edificios, este es una gran terraza, en la que podrás sentir la brisa en tu cara a 260m y 70 plantas de altura. Es por eso que una de las mejores experiencias es hacerlo de noche, con la ultima visita de la noche a poder ser, sentirás la brillante esencia de la noche de Nueva York desde las alturas.

Al bajar verás que es también la sede de la NBC, donde Jimmy Fallon graba su Late Show, así que por que no te anticipas y reservas unos tickets para ver su programa en directo?

Vista nocturna desde el Top of the Rock.

Day 6: “The house by the window”

Estás en Nueva York, la capital mundial del consumismo, que vas a hacer? Si saber buscar bien vas a encontrar chollos como no has visto en la vida! Paséate por las grandes avenidas pero sobretodo exprime tus vistas a las zonas de outlet, otro must es el Century 21, los hay en varias ubicaciones y los precios son de risa, pantalones Levi’s por 30US$ o camisetas de marca por 5US$. Aún así son ofertas que van y vienen y están en tiendas muy distintas, si te va el thrift shop como en Camdem también encontrarás muchas opciones.

Las rebajas en estados unidos y especialmente los días de más rabjas en Estaod Unidos son una verdadera locura, así que si por casualidad viajas por rebajas, que siempre hay alguna, pero son especialmente importantes para el Martin Luther King’s day (tercer lunes de enero), el President’s day (tercer lunes de febrero), el Memorial day (último lunes de mayo), el Fourth of July (4 de julio), el Labour day (primer lunes de septiembre) , el Columbus day (segundo lunes de octubre) o Thanksgiving day (tercer jueves de noviembre).

Si coincides en uno de ellos, entonces estás de suerte, porque todo va a estar al menos al 40% o 50% de descuento así que llévate una maleta bien grande, o compra ahí otra, seguro que encuentras alguna oferta!

Toda la ciudad es consumismo así que realmente donde encontrarás menos rebajas es en las tiendas oficiales, si vas a centros comerciales como Macy’s o Century 21 encontraras grandes ofertas y ya en tiendas más especializas de outlet los chollazos.

Un truco interesante si viajas durante tu cumpleaños es decírselo a los vendedores, si les demuestras que realmente es así, probablemente te apliquen un descuento adicional de alrededor de un 30%, eso sí, este truco solo me ha funcionado con marcas importantes y en centros comerciales, Macy’s siempre.

Day 7: Goodbye America, see you soon!

¡Es una pena pero ya ha pasado toda una semana! Y a no ser que encadenemos otro PlanB llegará el momento de volver a casa, aprovecha el ultimo día para explorar los barrios del norte de Manhattan, como Harlem o el Bronx, la Universidad de Columbia o Brooklyn más a fondo, date otro paseo por el centro de Manhattan o simplemente sigue comprando ropa! Este es tu ultimo día y son tus reglas.

Disfruta de Nueva York, la ciudad que nunca duerme y a la que seguro que tarde o temprano, volverás, ya que es tan increíble que nunca te la acabarás.

Los números en B

 

  • Vuelo + Hotel Buscar oferta en PlanB Ver según disponibilidad
  • ESTA 14$
  • NYPass 3 días 237$
  • Metrocard 7 días 32$
  • Cena habitual, comprar algo en un deli o pizza / McDonald’s media de 7$ x 6 días = 42$
  • Comida habitual, hot dog / kebab / McDonald’s. Media de 6$ x 6 días = 36$
  • Desayunos habitual, potente. Media 10 $ x 6 días = 60$
  • One World Trade Center 34$
  • Souvenirs 20$
  • Partido Basquet / Hockey / Baseball 65$

 

Total 540$ = 466€

+ Vuelo + Hotel + Toda la ropa que te compres en las rebajas

¿Con quién irías a Nueva York? ¡Compártelo!

Estados UnidosNueva York
4 de febrero de 2021

7 días en Nueva York de barato

Nueva York... que decir de ella, simplemente uno se queda sin palabras, es una de…
Impresionante castillo de Neuschwanstein nevado en la región de Babaria en AlemaniaAlemaniaCuriosidades
27 de octubre de 2020

Neuschwastein, el impresionante castillo bávaro en el que Disney se basó

El castillo de nombre impronunciable que mandó construir Luis II paras sus amantes Si no…
Increible vista del Teleferico de Pan de Azucar de Rio de Janerio, con la ciudad al fondoBrasilCuriosidades
27 de octubre de 2020

El famoso teleférico del Pan de Azúcar de Río

El famoso teleférico de Río de Janeiro El teleférico del Pan de Azúcar (Bondinho do…